SAMANTHA FISH BAND

Salvo contadas excepciones las guitarras del blues siempre han estado asidas por hombres. Caricias y meneos cuasi sexuales, o directamente sexuales, han sido protagonizados por tipos y novias de seis cuerdas de esos tipos.
Sin embargo esto está cambiando de unos años a esta parte, ahora un buen número de señoras y señoritas han decidido coger la guitarra por el mástil y se nos presentan en los escenarios haciendo autenticas virguerías cuasi sexuales, o directamente sexuales. Hoy traemos a una de las más activas, pero no será la única. Afortunadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.