Pon unos botellines y cambianos el aperitivo que este está salao

La diferencia de culturas resulta apabullante.
Aquí, cuando los amigos se reúnen, arreglamos el mundo entre cañas y bravas y terminamos cantando el ‘Asturias patria querida’ o ‘Desde Santurce a Bilbado‘ y flamenco de Camarón o rumbita simpática. Míticos y típicos himnos de la borrachera patria apoyados en la barra del bar o en mitad de la calle jodiendo el sueño a los vecinos mientras meamos, de pie o sentadas, entre dos coches.

Allí se montan un concierto multitudinario para tocar clásicos de siempre (del rock o del country, las culturas hemos dicho).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.